Liderazgo: ¿qué es, quién necesita de quién?

En intento por darle respuesta a esta pregunta y otras, relacionadas y que de pronto no son tan explícitas, desarrollaremos lo que veníamos tratando el la entrada del blog desde la que viene.

Un líder desarrolla funciones, de un tenor que consiste en gestionar procesos para que un grupo o un equipo logre sus objetivos. En los casos de gestión de procesos, hablamos de que se desenvuelve en una unidad psico-social. Es decir, que está involucrado en grupos sociales orientados a realizar procesos y generar productos para el servicio a la sociedad o grupos interesados.

Un jefe, también actúa y desarrolla procesos en una unidad psico-social, con la diferencia de que no genera introyección de valores ni de intereses en sus subordinados. Estos, ejecutan unas labores, a cuenta de las cuales obtienen beneficios o contraprestaciones y hasta allí es el alcance de su disposición esperada.

Entonces, el líder, es un individuo con unas competencias muy específicas, distintas de las de otros dentro de ese grupo de individuos. Una de las cuales, quizás la más importante, es la capacidad de comunicación: escucha más y mejor a los demás, comprende lo que expresan, lo que quieren lograr, lo que quieren satisfacer y les propone vías para lograrlo y define los medios necesarios para lograr esos fines. Su comunicación interna es distinta. Es de referencias internas, se sabe causa y no efecto.

El liderazgo, como proceso, tiene también unas características, dentro de las que más resalta una: la capacidad de dirigir. Es tal la capacidad de dirigir, que siendo la persona que más necesita de los demás, porque sin dirigidos no hay dirigente ni puede haber dirección, logra que los otros individuos se integren como unidad de trabajo para lograr fines comunes. Para lograr objetivos mediante las personas, hay que dirigir. Para lograr objetivos a través de materiales y procesos hay que ejecutar procesos.

De modo que ya tenemos, con esta nueva información, la capacidad de distinguir lo que es un líder de lo que es un jefe. Los líderes gestionan los procesos y los recursos necesarios para que los equipos y los grupos (no son lo mismo) logren los objetivos por los que el líder responde; los jefes mandan, dan órdenes, para que los subalternos ejecuten tareas, generalmente repetitivas, con pocas o ninguna variación, mediante las cuales se logran resultados u objetivos por los cuales, responden tanto los jefes como los subalternos.

El líder delega y dirige, el jefe ordena. Estas son otras de las distinciones que hay que manejar.

Estas distinciones exigen un tipo de persona con una constitución específica, tanto en el caso del líder, como el en caso del colaborador: ambos son, como parte de la constitución de su personalidad, individuos con una autoimagen de ganador. Se saben ganadores, tienen capacidad de predictibilidad respecto de otras personas como de los resultados de sus actuaciones. Se saben, que son más productivos como parte de un equipo de trabajo, que operando como un solo individuo; saben que se relacionan con otros individuos con intereses propios, que pueden o no ser comunes a los suyos y así los aceptan. Saben que, para ser parte de un equipo de trabajo, deben colaborar con los resultados de ese equipo, nutrirlo, enriquecerlo y que, como parte del proceso de crecimiento conjunto, obtendrán una contra prestación.

Los líderes y los colaboradores, en los que aquel delega funciones, saben que deben aprender para poder ofrecer mejores resultados, enriquecer procesos para hacerlos más eficientes. Los líderes comparten sus conocimientos y habilidades.

El líder, no manda; tiene autoridad y delega autoridad, como es el responsable de los resultados del equipo que gestiona, los dirige. El jefe, tiene mando; no delega autoridad y como es quien manda y es el responsable de los resultados, no dirige, ordena la ejecución de actividades y de tareas. La autoridad, en las organizaciones verticales no se comparte, se limita y se diseña por amplitud de comando y niveles de mando en función de cantidad de personas sobre las que actúa. A mayor cantidad de personas, más autoridad.

El líder, tiene una característica distinta: a mayor responsabilidad, mayor es la trascendencia de sus decisiones y mayor es el alcance en el tiempo de las disposiciones que emanan de su dirección.

El líder enseña, inspira; genera motivación en sus compañeros para producir resultados. El jefe manda, usa la autoridad formal de la que es investido por la organización a la que pertenece, para ordenar y mandar.

Es muy importante distinguir cuándo se debe liderar y cuándo se debe mandar. Uno de las causas de la controversia respecto del término.

En una organización de mando y obediencia, como la policía, los bomberos, las fuerzas armadas, se manda. En una organización civil, se lidera. En una organización con actuaciones compuestas, como defensa civil, en ocasiones de análisis, organización, planificación y control, se lidera; en las oportunidades de gestión de situaciones de desastres, se ejecuta el mando.

En una unidad de emergencia de un hospital, no se lidera, se manda. Cuando se trata de otros subprocesos, como capacitación, entrenamiento, seguimiento, control, evaluación, se puede liderar. El profesor, como es pedagogo manda; el facilitador como es andragogo, lidera. El padre de familia, cuando sus hijos dependen de él, manda; cuando sus hijos se emancipan y se desprenden por completo, lidera.

En una organización, en cuya planta hay personas cuya auto imagen no es la de un ganador, que incluye personas en proceso de re-inserción en la sociedad, se debe turnar entre mando y liderazgo. Mando al momento de dar las instrucciones y controlar las actividades, liderazgo al momento de revisar las actuaciones con el integrante, reconocer la calidad de las actuaciones y distribuir las tareas, los premios y los reforzadores de la actuación reconocible y aceptable.

Tanto será rechazado quien lidere donde y cuando se requiera mando, como quien mande, donde se requiere liderazgo.

No mezclemos, pues, la gimnasia con la magnesia. Liderazgo y jefatura no son la misma cosa ni se ejecutan juntas.

La pista está en ésta gráfica de los dos modelos de la Administración y tener claros que es ejecutar funciones y dirigir:

Modelos de los procesos de la Administración:

MODELO P.E.V.C: 

En este modelo, aplica la jefatura. Es un modelo enfocado en organizaciones verticales, mando-obediencia e industriales, rganizaciones que se orientan por el modelo Red Ocean.

MODELO PEVC

MODELO P.O.D.C.C: 

En este modelo, aplica el liderazgo. Es un modelo enfocado en organizaciones que tienden a la horizontalidad, basadas en equipos de trabajo, autoridad distribuida y compartida, autoridad-liderazgo; aplica a organizaciones que se orientan por el modelo Blue Ocean.

MODELO PODCC

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.